domingo, 25 de marzo de 2012

Freedom Call en Madrid

Ayer fui a ver a los Freedom Call en la sala Ritmo y Compás. Fue un concierto muy divertido y muy entretenido, y no sólo por la música que hacen sino porque la actitud de los alemanes fui muy próxima al público.

Abrieron los españoles Doria. Me encantaría decir que me gustaron pero no fue así. Ya los conocía por un videoclip que tuvo cierta relevancia en los círculos metaleros por aquello de que sale una tía medio desnuda y youtube lo censura. Por lo demás me parecieron muy típicos. No lo hacían mal, para nada, sólo que ya hay muchos grupos iguales a Saratogas, Sôber, Warcry y demás… a mí me han parecido uno más del montón.

El caso es que lo hicieron muy bien, animaron mucho a la gente y alagaron mucho a los Freedom Call lo que hacía que la espera fuese más agradable. Alguna baladita repitiendo el estribillo mil veces y algún tema cañero es lo más destacable.


Döria - Caperucita feroz (Video Oficial)

A eso de las 22:15 salieron los Freedom Call para hacer la presentación de su último disco “Land of the Crimson Down”, un trabajo bastante decente y mucho más fresco que sus dos anteriores discos. No obstante, si estoy ahí es porque en realidad todos sus discos me gustan mucho. De hecho, este grupo lo llevo siguiendo desde el 2003 y ya tenía ganas de verlos, y eso que es la sexta vez que vienen a España pero nunca encontré el momento, una pena porque me habría gustado verlos cuando el batería de Gamma Ray estaba aún entre sus filas.

Antes de nada destacar que me llamó la atención como en una sala pequeña pueden lograr cierta ambientación: a los lados del escenario había dos banderolas con el logo de la banda y detrás la portada del disco en grande. Simple, pero no es necesario más.

Yo ya había escuchado que hacen muy buenos conciertos, con mucho contacto con el público, muchas bromas y mucha cercanía… ahora puedo confirmar que es verdad. Son realmente unos tíos con ganas de hacer reír. Es por eso que quizás sean los abanderados del “happy metal”… una categoría del power metal que nació cuando unos críticos querían meterse con los grupos que creían que hacía metal demasiado poco crudo y con melodías demasiado alegres. Ellos aceptaron la crítica con gusto y siguieron haciendo lo que más les gustaba.

Abrieron con 66 Warriors, un tema del último disco que resumen la filosofía que han llevado en este trabajo: les encanta el metal y hacer este tipo de música… pero con su estilo. Siguieron con The eyes of the world, del disco Eternity, el que les catapultó a la fama.

Después de un discurso de bienvenido tocaron su última canción más pegadiza: Hero on video. Ésta fue coreada por todos con gran entusiasmo. Me llamó mucho la atención que la mayoría de los presentes se sabían todas las canciones ¡y no solo los estribillos! Y el disco sólo lleva 15 días en la calle… Vale que no hacen letras muy complicadas pero aun así me pareció algo realmente raro.

Siguieron con Tears of Babylon, otro tema que hace que todo el público se vuelque en la letra y la melodía. Es quizás el tema más representativo del anterior disco “The legend of the Shadow King”, un disco conceptual basado en la truculenta y movida vida del Rey Ludwig II de Babiera. Luego cayeron temas como Rockstars, Farewell, (que el cantante calificó como la canción más happy que habían hecho) We are one, United Alliance y Age of the phoenix.

En general creo que no se dejaron ningún tema que la gente echase de menos, hicieron un show con mucho acierto a la hora de elegir el setlist.

A continuación nos deleitaron con un solo de batería. Bastante normalito para un batería que ha militado en las filas de grupos como Primal Fear… en cualquier caso entretenido. Me recordó a la época en la que en la que pegó fuerte el power metal a finales de los noventa y principios del dos mil, todos los grupos como Edguy, HammerFall, Stratovarius y lo más veteranos como Gamma Ray o Helloween sacaban un disco en directo con un solo de batería en el que jugaban con el público. Freedom Call no fueron una excepción y para mal o para bien siguen en la misma línea… y a mí personalmente me encanta.

Siguieron con temas como The Quest, Far Away, Rockin Radio, A perfect day y clásicos como Warriors y The land of the light.

Tras un breve descanso se despidieron con las míticas Freedom Call y Metal Invasion. En definitiva un muy buen concierto. De esos de los que sales satisfecho por haber pagado veintidós euros. Recomiendo ver este grupo en directo, no sólo porque musicalmente son bastante interesantes… sino porque realmente el buen rollo y la cercanía con el público hacen muchísimo.

3 comentarios:

Engancha-2 dijo...

Yo tambien estuve alli,y pienso casi igual que tu.Apenas llevo un año escuchandolos,pero lo suficiente para encandilarme con su musica.La primera cancion que escuche de ellos fue Flying High,y es la unica que he podido echar en falta.Por lo demas,una maravilla de concierto,22€ para mi mas que bien pagados,ademas los otros dos grupos,porque Döria fueron el 2º,el primero fueron Bloody Grass,supieron animar a los espectadores con mucha energía.Döria no me habia llamado al principio,y aunque suenen parecido a otros grupos,les daremos una oportunidad para ver hasta donde llegan.
En cuanto a las canciones que tocaron Freedom Call,una maravilla,una gran presentacion de su ultimo disco.Y la simpatia con los espectadores,era imposible no estar a gusto en ese local,que aunque pequeño,sobraba espacio para gritar,saltar,cantar...y me parece lo mejor,porque asi solo va la gente que de verdad quiere disfrutar del concierto.

Me ha gustado tu artículo,te seguiré el blog ^^

Briche dijo...

Pues los primeros teloneros llegué tarde XD Espero que molasen.

La verdad es que sí un buen concierto. Me alegra que te gustase.

Engancha-2 dijo...

Me gustaron mas que Döria,aunque la chica la voz garraspeada no la pegaba nada,pero mostraban mucha animacion al publico y tambien sociabilidad.

Eso si,Freedom Call...Epic!