lunes, 6 de febrero de 2017

Sueños rarunos: mi hermano sabe que tengo un superpoder y se sacrifica ante los nazis


Esta semana he tenido dos sueños rarunos. 

Sueño 1:


Soñé que se me caían los dientes. 

Sueño 2:

Volvía a mi casa desde el metro cuando me rodeó un grupo de nazis mazados. Los típicos matones ultras. Querían pegarme y la verdad es que no sé por qué. Aunque son neonazis claro, no necesitan un motivo. Nervioso, asumí mi destino: ser apaleado por cinco nazis.


Entonces apareció mi hermano. Mi héroe. Mi salvador. Y dice lo siguiente:

- "Os propongo que en vez de que le peguéis una paliza a él me la deis a mí". 



Los nazis aceptaron y me obligaron a mirar como le daban patadas sin piedad. Cuando acabaron llamé a una ambulancia y, de camino al hospital, me confesó el motivo por el cual lo había hecho: él sabía que yo tenía un superpoder que sólo algunos tenemos en la familia. Según él, cuando me agredían, yo entraba en furia berseker y mataba a todo el mundo. Luego, claro, yo no recordaba nada. Los nazis, sin saberlo, habían sido salvados por el mismo al que querían matar. 

Jesucristo es mi hermano, supongo.