viernes, 22 de febrero de 2008

Mi estancia en Berlín...


Berlín es una ciudad de **** madre. Sí, me ha encantado. He estado una semana y puedo afirmar que se trata de una de mis capitales europeas favoritas a partir de ahora xD. En primer lugar decir que lo estupendo es ir a casa de unos colegas que estén viviendo ahí porque económicamente viene bien pero anímicamente más. Después de un gran día de viajes y visitas llegas a casa y te pones a jugar a la Wii o al ordenador. (Desde aquí un gran abrasote a Gualda y Prado por aceptarme y acogerme :)

He visitado casi todo. La Puerta de Brandemburgo, (más pequeña de lo que pensaba pero aún así impresionante), El Pérgamo (De lo mejor), Postdam, El muro de Berlín, el Checkpoint Charlie que delimitaba las zonas, el Sonic Center (zona moderna), Fernhersturm (o torre de televisión de 300 y pico metros)... bueno de todo. Incluso una exposición de estatuas de hielo (muy curradas) donde a la salida te venden vino caliente con coñac haciéndote creer que te regalan un café.

En fin, es una ciudad enorme que por todos lados tiene algo que ver. Incluso en los barrios que aparentemente no hay nada te puedes topar con fachadas enteras pintadas con dibujos curradísimos, parques enormes o directamente tiendas de todo tipo. Los alemanes resultan simpáticos y educados en su mayoría. Siempre está el tío raro o el borde que no se tira el rollo para rebajarte la multa de 40 pavos por no picar adecuadamente el ticket del metro. Pero en general muy educaditos y un tanto cabeza cuadrada como se suele decir de los germanos. Además siempre andan con la cerveza en la mano, ya sea un día helado y con lluvia o incluso con huracanes.

Lo ideal sería ir en verano que estará más verde y quizá 8 o 9 días para verla más completamente y relajadamente, aún así siempre puede pasar que se quede algo atrás teniendo en cuenta que es una ciudad llena de historia. Pero vamos, que es una pasada y lo recomiendo a todo el mundo.

A destacar que los punkis si no tienen perro nos on punkis y que de vuelta en el avión me encontré con una coleguilla del colegio. Qué pequeño es el mundo.


Este soy yo en uno de los murales pintados en el muro.


2 comentarios:

Sir Asf dijo...

¡Mira, en la foto sale Briche un toque! Pero no se mueve... :(
Bueno, parece que fue una interesantosa excursión, me queda apuntado como futuro viaje.

Anónimo dijo...

Esto te puede interesar:

http://alexliam.net/2007/12/20/consejos-blogueriles/